Hasta principios del siglo XIX había muy pocos alemanes en Buenos Aires. Recién el 25 de Mayo de 1810 se derogó la legislación colonial española, creándose las condiciones legales para una inmigración de europeos no españoles que traían consigo la cultura protestante.

Dado que en esa época los alemanes gozaban de una buena imagen por sus conocimientos espirituales, habilidades manuales, su aplicación perseverante y por su responsabilidad conciente del deber, eran bienvenidos para la organización del nuevo estado argentino. La convicción que la inmigración de europeos protestantes alemanes iba a tener una importante incidencia cultural y comercial llevó a promover su inmigración.

Como toda inmigración, también ésta generó movimientos sociales. Uno de los mayores problemas fueron las inhumaciones de protestantes en nuestro país netamente católico. No se aceptaban a los disidentes extranjeros en los cementerios oficiales.

Fue por tal motivo que en 1820 los alemanes junto a los ingleses y americanos protestantes han obtenido la autorización de adquirir un predio en las cercanías del hoy Retiro donde inhumar sus difuntos.

En 1892 se logró una concesión a perpetuidad en el predio de la Chacarita, donde hoy está ubicado el Cementerio Alemán.

La entrada del cementerio fue realizada en 1915 por el reconocido arquitecto Kronfuss, nacido en Budapest, Hungría que estudió en Munich y ejerció en Bamberg, Alemania
En 1925 diseña la hermosa capilla del cementerio. Sus vitraux, fueron creados por maestros europeos especializados en el arte sacro de la firma Mayer de Munich.

Mediante Decreto 525/2010 del poder ejecutivo nacional,
la capilla y el portal del Cementerio Alemán han sido
declarados Patrimonio Histórico Nacional.

Av. S. Elcano 4530 | C1427C1Q | Buenos Aires | Tel.: 4551-3241 / 4553-3206

Software y Soluciones Informáticas